Iluminación y moda

La luz es importante en todo tipo de proyecto, aunque en el sector retail cobra un protagonismo mayor por la necesidad de crear la atmósfera adecuada y resaltar los productos expuestos para la venta.

Iluminación y moda

En los negocios de ropa el reto es resaltar los tejidos, las texturas y las formas, pero sobre todo que los colores se puedan apreciar de manera realista para evitar disgustos.

La iluminación adecuada crea ambiente, guía la atención del cliente, acentúa los colores, resalta las texturas.

Iluminación y moda

Pasarela de luz

¿Cuál sería la luz más adecuada? Depende del objetivo, de los gustos, del tamaño de la tienda, de la cantidad de luz que entra desde el exterior…

En líneas generales, podríamos decir que una iluminación de alta calidad adaptada a las necesidades.

Iluminación y moda

El diseño interior tiene la capacidad de mejorar la experiencia del cliente y, en este sentido, la luz juega un papel protagonista a la hora de crear la atmósfera adecuada y favorecer la imagen de marca y el estilo de la tienda.

El equilibrio de luz es fundamental porque un exceso de luz resulta molesto o luces mal ubicadas y orientadas pierden toda su funcionalidad creando sombras extrañas.

Iluminación y moda

Color real

La iluminación LED es una gran opción, ya que proporciona un alto grado de fidelidad del color, tan importante en las nuevas colecciones.

Iluminación y moda

El led con un índice de reproducción cromática (CRI) 90 o superior permite a los clientes ver la ropa con el color "verdadero" más similar a la realidad.

Luz cálida o fría

La temperatura de color es otro aspecto importante a tener en cuenta y variará en función de las prendas expuestas y del resultado final deseado.

Una iluminación cálida de 2700-3000 K resulta ideal para artículos de cuero o prendas de colores cálidos. Los trajes y las prendas oscuras requieren una temperatura más fría. Los accesorios y las joyas también lucen mejor con una temperatura de 4500 K o superior.

Iluminación y moda

También es importante iluminar bien los probadores, ya que es el punto en el que nos vemos más o menos favorecidos y donde, por lo general, se produce la decisión de compra. En este sentido, los tonos más cálidos resultan más favorecedores y de gran ayuda.

Foco de luz

La luz general o ambiental es la fuente de luz principal, la encargada de iluminar todo el espacio y crear el ambiente deseado: más cálido, más juvenil, más vanguardista...

Iluminación y moda

Además de la luz general, es necesario disponer de luces puntuales para resaltar determinados artículos o elementos arquitectónicos del local.

Esta luz resulta más brillante para sobresalir de la luz general y conseguir dirigir la mirada hacia esos productos que lucen con mayor intensidad y ganan protagonismo.

Los carriles con focos y proyectores orientables que permiten cambiar su posición resultan la opción más adecuada para proyectar luz allí donde sea necesaria, como baldas, maniquíes o mostradores.

Para una iluminación de acento conviene recurrir a  modelos versátiles que permiten ajustar la dirección y cambiar el ángulo de apertura de la fuente de luz para adaptarse a las distintas necesidades y cambios en la exposición.

Este tipo de luz también ayuda a resaltar la zona de cajas. Esta zona es especialmente delicada: ha de resultar agradable durante la espera del cliente para evitar que se vaya sin comprar y siempre habrá que elegir modelos que no deslumbren para evitar la fatiga visual de los trabajadores.

No podemos olvidar la luz decorativa que ayuda a diferenciar la marca, a crear espacios dinámicos y a llamar la atención

Todo el conjunto de la iluminación ha de hacer destacar el local para que nos llame la atención desde fuera y nos invite a entrar.

Regulación y control

Más allá de programar encendidos y apagados automáticos para ahorrar tiempo, facilitar las tareas y evitar olvidos en los apagados o de favorecer el ahorro; los sistemas de regulación y control ayudan a crear diferentes ambientes a lo largo del día, ya que permiten variar la intensidad y la tonalidad de la luz.

Tecnología led

La tecnología led ofrece una luz de calidad capaz de adaptarse a todas las necesidades. Su eficiencia energética y larga vida útil hacen que sea la opción más adecuada, ya que reduce el consumo de energía con lo que se amortiza rápidamente y requiere un menor mantenimiento.

La luz led ofrece grandes ventajas como es la miniaturización que permite disponer de fuentes de luz de pequeño tamaño que resultan imperceptibles a simple vista y que ceden todo el protagonismo a lo expuesto.

Hay modelos que permiten seleccionar la temperatura de color por lo que pueden configurarse para variar tanto la intensidad de la luz y como su tonalidad para adaptarse a los distintos momentos del día.

Los dispositivos anti deslumbramiento y un nivel bajo de flickering o parpadeo proporcionan un gran confort visual.

Sin olvidar contribuye a crear espacios diferenciados, con personalidad propia, atractivos y una atmósfera capaz de  favorecer la venta.

Para saber más.

Contacto