Sistemas de iluminación LED para garajes

Un garaje es un tipo de recinto con unas condiciones muy particulares, por lo que su iluminación va a requerir soluciones ciertamente específicas.

Sistemas de iluminación LED para garajes

Los sistemas de iluminación tendrán que adaptarse espacio y garantizar el tránsito seguro de peatones y coches. Asimismo, habrá que tener en cuenta tanto las condiciones físicas de estas instalaciones como la naturaleza de las actividades que se llevan a cabo en el recinto (ya que no todos los garajes son iguales o sirven, exactamente, para los mismos fines). En este sentido, los sistemas de iluminación LED  facilitan ver y ser vistos en estas instalaciones.

En primer lugar, tanto en los garajes públicos como en los privados tenemos que cumplir con una normativa de seguridad. Estar reglas de seguridad, por su parte, incluyen la colocación de una iluminación suficiente; dado que el recinto ha de tener unas condiciones de visibilidad mínimas, las cuales permitan la realización de maniobras sin temor a que tengamos accidentes. 

En el marco de esta normativa de seguridad, hay de recordar que resulta precisa la colocación de las siguientes iluminaciones: luces de emergencias, generales y permanentes. En cuanto a las primeras, no hay que olvidar que han de disponer de una fuente de energía totalmente independiente.

Por lo que respecta a las otras que hemos señalado, el alumbrado general supone una tercera parte del alumbrado permanente. 

Pero no acaban aquí las exigencias en materia de normas de alumbrado en los garajes, ya que habrá que informarse acerca de los luxes obligatorios en cada clase de aparcamiento (según sea este público o privado) y zona de los garajes. Por ejemplo, los aparcamientos públicos requieren una cantidad de luxes mayor que los privados (75 y 50 luxes, respectivamente). Por otro lado, las zonas de interior también deben ser iluminadas con más luxes que las exteriores.

Y, por lo que respecta a las zonas que deben contar con más iluminación, destacamos las de las rampas y cajas situadas a la entrada y salida de estas instalaciones. De hecho, recomendamos la colocación de algún dispositivo de iluminación vertical, de manera que resulte posible un eventual reconocimiento facial. Este tipo de iluminación garantiza una mayor seguridad.

Asimismo, como se trata de zonas con un uso duradero o permanente, nos interesa un índice de rendimiento por encima de 80 Ra. Como los colores que han de identificarse con la seguridad tienen que ser totalmente reconocibles, será precisa una temperatura neutra.

Se puede obtener más información sobre este tema consultando tanto el Código Técnico de Edificación (CTE) como la normativa europea de referencia acerca de la iluminación de interiores (UNE 12464-1).

En relación con los garajes que debamos iluminar, lo primero que nos conviene analizar es qué actividades o trasiego se van a registrar en él (nivel del tránsito de coches y personas, reparaciones, etc.). Además, también tienes que poner en valor su tamaño y evaluar cuánta potencia te va a hacer falta. 

Las luces LED  vendrán especialmente bien, puesto que ahorran energía de manera considerable y han sido diseñadas para durar largo tiempo. Por lo tanto, garantizan eficacia y eficiencia.

Cada área del garaje se asociará a una clase de iluminación LED concreta. Los sensores conectados a luces auxiliares son clave, pero remarcamos también la utilidad de los tubos de techo. Por último, las campanas y lámparas iluminan correctamente las zonas concretas. 

En definitiva, las luces LED se adaptan perfectamente a las exigencias legales y de seguridad de tu garaje. 

Para saber más.

Contacto