Cómo optimizar la iluminación de una vivienda

La iluminacion de viviendas es una de las partes fundamentales de la decoración de un hogar y pocas veces se le da la importancia que tiene. Una casa bien iluminada es una casa bien decorada, aunque no hayamos invertido demasiado en mobiliario.

Cómo optimizar la iluminación de una vivienda

Gracias a una correcta iluminación podremos dar calidez a un espacio, aumentar de tamaño visualmente una zona y, sobre todo, relajarnos plácidamente al llegar a casa.

Así que vamos a hacer una guía para que puedas iluminar cada zona de tu casa con las mejores opciones.

Tipos de iluminación

En nuestra casa debemos utilizar una iluminación concreta, según nuestras necesidades.

Luz general

Todas las zonas de una casa necesitan una iluminación básica general. Lo ideal es colocar puntos de luz en el techo para que iluminen toda la estancia sin zonas de sombra.

Luz ambiental

Cuando queremos aportar calidez a una zona, para que sea acogedora, lo ideal es instalar unas lámparas de mesa o pie con reguladores de intensidad. De esta manera, podrás destacar piezas de decoración o una esquina de la habitación de una manera original.

Luz puntual

Si necesitamos leer, cocinar o maquillarnos, necesitaremos una luz directa que refuerce la cantidad de ella que nos llega. Instalaremos esta iluminación en muebles, encimeras o espejos.

Iluminación por estancias

Recibidor y pasillos

Las zonas comunes suelen ser espacios sombríos, por lo que una buena iluminación es un elemento indispensable. En estos casos, la mejor opción es utilizar iluminación de pared, para que no queden zonas oscuras. Lo ideal es colocar apliques separados por 120 cm, de forma que no quedará ninguna zona sin iluminar. Con unas bombillas LED de luz cálida conseguirás los mejores resultados.

Salón

Si utilizas puntos de luz en diferentes áreas del salón, conseguirás que parezca más amplio. En la zona del sofá, aconsejamos utilizar lámparas de pie o sobremesa con unas bombillas LED de 12 w.

Un error muy común consiste en iluminar la zona de la TV con una lámpara de pie. La solución perfecta pasa por colocar un aplique en la pared que se encuentra justo detrás de nuestra televisión. Compensaremos la luz de la pantalla y nuestra vista descansará. En la zona de lectura, utiliza una luz puntual blanca que puedas regular, tanto en distancia como en intensidad.

Cómo optimizar la iluminación de una vivienda

Comedor

En esta zona, queremos potenciar la iluminación en torno a la mesa. Por eso, tenemos que tener muy presentes la forma y el tamaño de la mesa, antes de comprar una lámpara. Por ejemplo, si la mesa es cuadrada o circular, recomendamos utilizar una sola lámpara. En cambio, una mesa rectangular, permite colocar más de una lámpara.

La lámpara debe estar colocada a una distancia óptima, de manera que no deslumbre ni se quede corta.

La distancia adecuada para comer de forma cómoda oscila en torno a los 75 cm. Aconsejamos utilizar una lámpara con difusor interior ara ocultar las bombillas. La potencia de luz adecuada para el comedor es de 14 w por metro cuadrado.

Cocina

La cocina es un espacio en el que vamos a estar trabajando y, por lo tanto, deberá estar muy bien iluminado. En esta zona, es fundamental evitar las áreas de sombra a toda costa, como en la parte de las encimeras. La cocina debe contar con una buena iluminación general y lo ideal es instalar focos empotrables, para poder ver, sin problemas, el contenido de armarios y cajones. Lo ideal es utilizar una luz blanca y cálida.

Para cocinar, lo preferible es instalar focos debajo de las encimeras. De esta manera, podrás ver perfectamente mientras cocinas. Una opción muy sencilla de utilizar, para iluminar indirectamente esta zona, consiste en utilizar perfiles con tiras de LED . Darán amplitud a toda la cocina y, además, quedan muy elegantes. Lo correcto es utilizar, en todos los puntos de luz de la cocina, iluminación regulable y de color blanco cálido.

Cómo optimizar la iluminación de una vivienda

Baños

El baño es la zona de la casa que necesita una iluminación general más potente. Y, además, es necesario contar con puntos de luz puntuales, tanto en la zona de la ducha como en el tocador. 

Unos focos de luz en el techo son una buena opción como luz general. La zona del tocador necesita luz puntual en el espejo, para no crear sombras. La zona de la ducha necesita una luz tenue y de bajo voltaje.

Dormitorios

Esta zona sirve para relajarse y descansar, así que necesitaremos una iluminación general cálida y puntos de luz regulables y dirigibles a ambos lados de la cama, para leer antes de dormir. Por ejemplo, mesitas de noche o apliques dirigibles. También será necesario iluminar los cuerpos del armario. Sorprende cuánto se gana en orden con esta zona iluminada.
Para saber más.

Contacto