Luminotecnia | Factores que influyen en el deslumbramiento

El deslumbramiento es una sensación incómoda generada por los valores de luminancia presentes dentro del campo de visión, excesivos en relación con la luminancia de que el sistema visual está adaptado.

Luminotecnia | Factores que influyen en el deslumbramiento

  • El deslumbramiento puede estar ocasionado por reflejos de luz directos, indirectos o reflejados e incapacitantes o velados.
  • Los reflejos directos inciden directamente en los ojos del usuario.
  • Los indirectos o reflejados se producen por el fenómeno de reflexión de la luz sobre una superficie brillante o especular.
  • Los incapacitantes o velados son producidos por una luz dispersa que disminuye el contraste y dificulta la visión.

Un ambiente con  luminancia excesiva puede causar una fatiga visual. De ahí que sea necesario evitar el deslumbramiento para garantizar un buen rendimiento visual.

Otros factores que influyen en el deslumbramiento

Otros factores que influyen en el deslumbramiento son el tamaño y la ubicación de la fuente, el brillo de la fuente de luz, el contraste entre la fuente y el entorno y el tiempo de exposición a la fuente de luz.

Fuentes de luz artificial

Las fuentes primarias de luz artificial o lámparas son alimentadas por energía eléctrica y generalmente se incorporan en dispositivos hechos de materiales reflectantes y/o reflexivos adecuados para controlar la intensidad (atenuación) y la direccionalidad del flujo luminoso emitido.

El conjunto de lámpara y dispositivo de control se conoce como una luminaria.

Sistemas de control de las luminarias

El flujo luminoso emitido por las lámparas debe distribuirse adecuadamente en el espacio para satisfacer los diferentes requisitos y evitar los fenómenos de deslumbramiento.

Con este fin, se utilizan sistemas que consisten en elementos reflectantes y/o difusores que forman un sistema óptico.

La distribución espacial del flujo luminoso

La intensidad de la luz de una fuente varía a medida que la dirección cambia en el espacio. La elección de un dispositivo de iluminación debe realizarse teniendo en cuenta la fotometría, el flujo luminoso emitido, la potencia absorbida y la tensión de alimentación.

Apertura y simetría del haz de luz

Los sistemas de iluminación directa se caracterizan por diferentes aperturas de haz de luz, es decir, el ángulo en el cual la intensidad de la luz es 50% de la intensidad de luz máxima.

Hay ópticas de haz estrecho o concentrado (spot) y ópticas de apertura amplia (flood). El área iluminada de una superficie depende de la distancia entre la superficie y la fuente y la posición de la superficie con respecto al eje óptico.

Algunas luminarias están equipadas con ópticas asimétricas, por ejemplo para iluminación de pared (wall-wash) o, para exteriores, para alumbrado público.

UGR

En espacios interiores, el deslumbramiento proveniente de fuentes artificiales y se mide mediante el índice UGR (Unified Glare Rating) o Índice de Deslumbramiento Unificado. Es un valor comprendido entre 10 y 30, que expresa el deslumbramiento que provoca una fuente de luz, siendo nulo cuando es 10 y mayor cuanto mayor es el valor.

En espacios exteriores y sobre todo en carretera hay que prestar atención los cambios y contrastes de luz que pueden afectar a nuestra visión.

El control del resplandor

Planificar la iluminación, elegir luminarias adecuadas y niveles de luz adaptados a la necesidad del momento son claves a la hora de realizar el estudio de iluminación.

 

Para saber más.

 

Contacto